Francisco Javier Olivas: “Otra misión de la novela es dar un par de patadas a la homofobia”

Quedaros con el siguiente nombre: FRANCISCO JAVIER OLIVAS. El es natural de Granada, de 32 años, aunque ahora reside en Barcelona. Es biólogo y trabaja de técnico en un centro de investigación en el ámbito de las ciencias marinas, aunque actualmente estudia psicología. Su afición: escribir.

“Escribo cuando he aprendido algo y considero que el hecho de no compartirlo sería egoísta”. Francisco Javier Olivas, El tercer lobo.

Pregunta. ¿Plasmas tus pensamientos y tus vivencias en tus libros?
Respuesta. Sí, no podría escribir sobre algo que desconozco, porque no encontraría la forma de volcar emociones en las páginas y el resultado sería una novela descafeinada. Solo trato temas que he vivido en mis carnes o que han experimentado personas de mi entorno. Respecto a pensamientos, la respuesta también es afirmativa, mis ideas están ocultas en todos los personajes de mis novelas.

P. ¿En qué porcentaje podrías decir que es ficción y vivencia?
R. En el caso de El tercer lobo diría que la mitad es ficción y la mitad vivencia. En la segunda novela, todavía sin publicar, la ficción gana terreno aunque me he basado en experiencias reales de otras personas para nutrir la historia.

P. ¿Algún escritor que te haya influenciado?
R. Don José Saramago es un maestro para mí. Reconozco su influencia. También adoro a Oscar Wilde, creo que jamás podré olvidarme de sus cuentos.

P. Ahora cuéntanos un poco cómo fue tu primer contacto con la escritura. ¿Cómo surgió la idea de escribir ‘El Tercer Lobo’?
R. Voy a ser honesto: ¡todo comienza por envidia! El hermano de una amiga publicó un libro y el hecho de enterarme de esta cuestión despertó el escritor dormido que había en mí. Solía escribir cuando era un adolescente e incluso hay en algún cajón de mi habitación una novela de cuando tenía 18 años. Por lo tanto, con 27 años, la envidia sembró la semilla de la escritura y las ganas de ofrecer una novela a personas que lo estuvieran pasando mal, que estuvieran sufriendo por motivos relacionados con su orientación sexual, fueron el agua, la tierra y el abono para ese embrión.

P. Es un libro que habla sobre la represión sexual y la aceptación. Tú lo defines como una novela sobre la homofobia interiorizada. ¿Por qué?
R. Porque los protagonistas sufren por estar rodeados de un ambiente homófobo pero, sobre todo, porque en su interior, entre sus esquemas mentales, residen ideas negativas sobre su naturaleza. No nos encontramos solo con dos personas que sufren por no poder mostrarse tal y como son, sufren porque se perciben a sí mismas como algo negativo, despreciable, no tan bueno como el resto. Por decirlo de otra manera, se consideran personas de segunda categoría y tampoco tienen una visión positiva del resto de homosexuales, por eso hay homofobia interiorizada en la novela.

IMG_6201

P. ¿Qué objetivo te marcas con este primer libro?
R. Sé que puede sonar utópico, pero el objetivo es ayudar. Si hay alguien que lo está pasando mal, que se ahoga entre mensajes negativos sobre el colectivo LGTB, espero que encuentre en El tercer lobo un mensaje positivo, una compañía, un “no estás solo en esto y puedes trabajar, esforzarte para sentirte mejor contigo mismo y con tu entorno”. El objetivo es entregar un mensaje de esperanza. Siendo menos correcto, también me gustaría decir que otra misión de la novela es dar un par de patadas a la homofobia.

P. ¿A quién va dirigido? 
R. Creo que cualquier persona puede aprender y disfrutar de la novela. La necesidad de aceptación afecta a cualquier ser humano, así que no creo que esta historia deba estar delimitada al colectivo LGTB. En El tercer lobo se abordan otros temas: la necesidad de mantener relaciones sanas con nuestros padres, qué son y qué no son relaciones sentimentales sanas, a qué llamamos amor cuando no deberíamos hacerlo o el alcoholismo en el entorno familiar. Se tocan temas muy variados en el libro y creo que todo el mundo podrá sentirte identificado en mayor o menor medida. ¿Jóvenes? Sí, sobre todo si acaban de descubrir que son homosexuales o bisexuales y están pasando por un momento difícil. No obstante, la novela es dura y no creo que sea adecuada para menores de unos 16 años.

P. ‘El tercer lobo’ recibió el premio de la III Edición del certamen de Nuevos Talentos de la editorial ‘Ediciones Cívicas’. Cuéntanos la experiencia. Primera novela, de por cierto 473 páginas, y ganas.
R. La experiencia está siendo muy bonita desde el primer día, cuando mandé el primer correo para participar en el concurso de Ediciones Cívicas. Estoy aprendiendo sobre muchos temas y esta aventura me está permitiendo conocer gente estupenda, ¡esto último me encanta! Lo mejor de todo, sin duda alguna, es el contacto con los lectores, no me quiero imaginar la cara de bobo que se me queda cuando recibo un mensaje de alguien que ha leído la novela y que tiene el maravilloso gesto de compartir conmigo sus impresiones. Sobre el concurso, voy al grano: todo empieza intentando pasar el primer filtro de la editorial para poder participar en el mismo. Esta primera prueba consiste en mandar tres páginas en las que tienes que convencer a los editores de que tu novela merece la pena. Yo lo hice recreando una entrevista en la sección de libros de El país en lo que en aquel momento era el futuro: año 2017. Describí un paseo por nuestro Albaicín junto al periodista que se encargaba de la noticia y, a continuación, desarrollé una serie de preguntas en las que explicaba por qué El tercer lobo debía cobrar vida. La idea les gustó, entré en el concurso junto a una veintena de compañeros y mi novela fue selecionada. No ha sido la única, hay otras cuatro historias más que han sido publicadas junto a la mía en esta tercera edición convocada por la editorial.

P. ¿Se podría decir que tu objetivo principal son los concursos literarios?
R. No puedo volver a publicar con Ediciones Cívicas casi hasta el año 2019, así que con la segunda novela voy a llevar a cabo varios intentos en diferentes concursos. Es difícil hacerse un hueco en el mundo de la literatura, una manera de llamar un poco la atención es ganando algún premio. No te miran con los mismos ojos si te presentas con una autoedición respecto a si lo haces comentando que has ganado un premio, por humilde que sea como ocurre con El tercer lobo. Se podría decir que sí, que mi objetivo por ahora son los concursos. No negaré tampoco que la recompensa económica asociada a algunos de ellos sienta bien, pero soy sincero cuando digo que no escribo por dinero, no es el objetivo principal por el que dedico horas a escribir.

P. Si no hubieses ganado el concurso, ¿te planteas la autoedición?
R. Sí, incluso me había planteado crear un blog y permitir una descarga gratuita del archivo de la novela. Tal y como os contaba, el objetivo de El tercer lobo es ayudar, acompañar a determinadas personas que lo pueden estar pasando mal, mostrar al resto una realidad que ocurre a su alrededor en silencio y luchar contra la homofobia. Por encima de todo quiero que este tercer lobo recorrar todo el país y llegue al máximo número de personas posible.

P. Actualmente estás inmerso en tu segunda obra. ¿Sigues con la misma línea?
R. La temática abordada en la segunda novela aparece en varios puntos de la primera aunque en El tercer lobo no es un tema central; en el caso de esta segunda historia lo es. Me guardo el secreto por ahora, pero comparto con vosotros que es una cuestión de la que creo que hay que hablar, e incluso más aún, es una temática en la que hay que educar a esta sociedad española del 2017 que se cree moderna.

P. ¿Qué es lo más satisfactorio de escribir o de ser escritor?R. Crear me resulta placentero. Disfruto cuando escribo. A veces tengo ganas de llorar por lo que estoy describiendo, en otras ocasiones me entra la risa e incluso, en algunas, me pongo muy nervioso. Si una actividad te mueve todas estas emociones, no lo dudes, ¡merece la pena dedicarle tu tiempo y esfuerzo! Además del placer que me provoca el proceso creativo, el contacto con los lectores es genial, en algún sitio leí que un libro es una relación a distancia, quizá a distancia en el espacio y en el tiempo, pero, en definitiva, es una relación con otra persona. Cuando un lector me escribe y me cuenta que ha llorado, que se ha emocionado, que me ha destestado en algún momento por lo que le hice al protagonista o que ha aprendido durante la lectura, simple y llanamente soy feliz.

P. ¿Último libro que has leido?
R. Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer , David Foster Wallace. Me han dicho que tiene otros mejores, le daré una segunda oportunidad al autor y leeré algo más de él porque este no me está entusiasmando.

P. ¿Un libro que hayas releído?
R. Un mundo feliz, Aldous Huxley. Quiero leer de nuevo tres libros por ahora: El retrato de Dorian Gray (Oscar Wilde), En ausencia de Blanca (Antonio Muñoz Molina) y El guardián entre el centeno (J.D. Salinger). Me encantaron.

P. ¿Dónde podemos comprar el libro?
R. En la página de la propia editorial, lo mejor es que te lo mandan a casa sin gastos de envío, www.edicionescivicas.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s